El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Volver

Vivir el Poder del Presente

17/07/2011

Vivir el poder del Presente

Vivir el presente solo como una rendija entre el pasado y el futuro lo despoja de todo su potencial y puede explicar nuestra sensación de vacío. La actitud contraria sería reconocer la singularidad de cada instante. Eso es gozar del presente. Nuestra energía está dispersa, no vemos ni decidimos con claridad y ahora no estamos plenamente en donde nos hallamos.

Con más frecuencia de lo que quisiéramos nos enfrentamos a situaciones difíciles, pero si además nos preocupamos con infinidad de pensamientos que nos atormentan, viviremos peor la dificultad y responderemos mal a lo que nos depare la vida. A eso se le suman un bombardeo de demandas, informaciones, correos electrónicos, tareas, expectativas propias y ajenas, lo que agudiza nuestra crispación.

En estos momentos parece que se nos escapa el tiempo. Entonces no atendemos bien a las personas, se nos pasan por alto muchos detalles, hablamos deprisa y corriendo, perdemos la magia del instante.

Si cambiamos esta percepción, podemos ser los creadores de nuestro tiempo y no sus esclavos. Para ello es bueno detenernos unos instantes, respirar hondo y agradecer. Calmar nuestra mente. Convertir el tiempo en nuestro aliado. Confiar en que la vida nos ha dado los recursos internos para afrontar lo que venga. Y concentrarnos en vivir el presente lo mejor posible. Cuando las personas sienten que se hallan ante una oportunidad única, intensifican su intención en lo que hacen y su atención es plena.

ADIÓS A LOS TEMAS PENDIENTES

“Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre” (Mahatma Gandhi)

ver más detalles