El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Volver

La Culpa Puede ser Útil

12/02/2012

Cuando rompemos los límites marcados, nos sentimos culpables. Pero esto puede ser bueno, hacernos corregir nuestros fallos y ser la base para un cambio positivo. Por Miriam Subirana.

Nos sentimos culpables cuando no hacemos lo que nos hemos propuesto, cuando transgredimos una norma que hemos interiorizado como válida, cuando nuestra reacción es  desmesurada.  Impulsados por un anhelo de libertad, de transgresión o de curiosidad, traspasamos los límites marcados. Al cruzarlos, surge un sentimiento de culpa.

“Quienes buscan la perfección

en todo no la logran en nada”

(Eugène Delacroix)

La culpa nos avisa de que hay algo que arreglar. Si nos disponemos a verlo, a dialogar y a aclararnos, vamos bien encaminados. Darse cuenta es bueno: es la base para cualquier cambio positivo. Es importante no martirizarse. “La culpa permite reconocer nuestras faltas, permite un intercambio, un respeto al otro”, afirma Guillermo Kozameh, “pero si la culpa es enfermiza, bloquea nuestra creatividad, nuestra espontaneidad y la fortuna de realizar nuestros sueños”.

Ver más detalles del artículo


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*